lunes, 2 de diciembre de 2019

Claudia Schiffer renuncia a miles de millones por su bebé

Revista desconocida. 1994.

"Te haré papá aunque arruine mi carrera"

Va a ser, sin duda, la novia más bella del mundo. Y, también la mamá más guapa y radiante. Claudia Schiffer está decidida: va a casarse con David Copperfield, su novio desde hace un año, y va a hacerle papá en el plazo más breve posible. La explosiva modelo alemana sueña con ser mamá desde hace tiempo y está dispuesta a conseguirlo, aunque para ello tenga que arruinar su carrera.
El idílico romance de Claudia y David ha sido meteórico. El famosísimo mago asegura que fue amor a primera vista. "Conocí a Claudia en uno de mis espectáculos en Berlín. La vi entre el público y la subí al escenario para que me ayudara en un truco. No tenía ni idea de que se trataba de una chica famosa, pero al minuto supe que ella era la mujer de mi vida. Quedé seducido por sus ojos, su sonrisa, su encanto y por la maravilla de sus cabellera. Me fascinó también su modestia y su discreción... En fin, toda ella me enamoró".

David debió tocar a la bella Claudia con su varita mágica, porque desde entonces la modelo no ha salido con ningún otro hombre. El mago venció a rivales como el bailarín Julio Bocca, el cantante Peter Gabriel o el mismísimo príncipe Alberto de Mónaco. Claudia ya sólo tenía ojos para su David del alma. "Es el hombre con el que he soñado toda mi vida. Es inteligente, tiene un gran sentido del humor, y es muy romántico y consigue sorprenderme siempre. Quiero que él sea el padre de mis hijos", comentaba la alemana, totalmente embelesada, a los pocos meses de conocerle. Había sido un flechazo.

David y Claudia se hicieron inseparables. Iban a todas las fiestas juntos y se dejaban fotografiar en actitudes de lo más acarameladas. Sin embargo, aseguraban que era demasiado pronto para hablar de boda. "Hay que darle tiempo a nuestra relación. Queremos conocernos bien y saber si nuestro amor es lo suficientemente fuerte", explicaban, hace sólo un par de meses.

La pareja parece no haber tardado mucho en comprobar la fortaleza de sus sentimientos. Hace sólo unos días, David Copperfield anunció en País que Claudia y él acaban de comprometerse oficialmente y que estaban planeando ya su boda. "Estamos muy enamorados y vamos a casarnos. Nuestras familias están totalmente de acuerdo con nuestra decisión. La pasada Semana Santa, los padre de Claudia viajaron a Las Vegas, donde yo vivo, y allí les pedí la mano de su hija. Mi padre también estaba presente. Fue un día muy especial".

Aunque el mago no quiere hablar de ello, desde ese día, Claudia luce en su mano izquierda un fantástico brillante, valorado en 600 millones de pesetas (3,6 millones de euros). "El valor de un regalo así, tan personal, nunca debería ser divulgado. No se debería hablar de él por su precio", comenta él.

De lo que tampoco quiere hablar David es del lugar y la fecha exactos de la boda. Pero nosotros hemos sabido que podría celebrarse a principios del próximo mes de agosto. Y que el sueño de Claudia es casarse en el castillo de Neuschwanstein, un maravilloso y romántico paraje de la Babiera alemana. "No puedo deciros ni que sí ni que no. Claudia y yo todavía estamos haciendo planeas y queremos mantenerlo en secreto. Creemos que una gran publicidad perjudicaría a nuestro amor. Todo es tan idílico entre nosotros que tratamos de protegernos de todo aquello que pueda poner en peligro nuestra maravillosa armonía".

De lo que sí hablan. David y Claudia es de su gran deseo de ser padres ya. En cierto modo, esa es la razón por la que la modelo ha insistido en casarse cuanto antes. "He sido educada en una familia católica y sólo concibo tener un hijo dentro del matrimonio. Ser madre siempre ha sido una de mis grandes ilusiones. Cuando conocí a David supe que podría hacerse realidad. Él va a ser un gran padre y estoy deseando casarme para ir a por el bebé", comenta, con una sonrisa ilusionada.

A Claudia no le preocupa en absoluto las consecuencias que una posible maternidad podrían tener sobre su carrera. "Mi cuerpo es mi instrumento de trabajo y sé que si me quedo embarazada, no podré seguir siendo modelo. Bueno, quizá podría retomar mi profesión después de dar a luz, pero soy consciente de que eso es algo muy difícil. Primero, porque tu cuerpo se transforma y es más complicado recuperar la estricta línea que te exigen en esta profesión. Y, segundo y lo más importante, porque cuando tenga a mi hijo en brazos me va a resultar prácticamente imposible dejarlo con una niñera y volver a mi vida de aviones, hoteles y soledad. Estoy convencida de que la maternidad va a cambiar por completo mi vida. Pero no me importa arruinar mi carrera por ello. He llegado a lo más alto y es hora de plantearse otros retos. Primero el matrimonio y luego, un hijo. ¡Soy tan feliz!", dice, sonriendo de oreja a oreja.

Claudia tendría que renunciar a más de 800 millones de pesetas (casi 5 millones de euros) al año si decide poner fin a su espectacular carrera. Eso sí, no hay que olvidar que se casa con uno de los hombres más ricos del mundo del espectáculos. Sólo el año pasado, David Copperfield ganó 3.700 millones de pesetas (22 millones de euros). Vamos, que si lo desea, Claudia puede dedicarse únicamente y exclusivamente a tener lujos. Algo que a su futuro marido le encantaría. "Sueño con tener una auténtica tribu de niños, por lo menos 10, con los ojos y la nariz de Claudia", termina, entre carcajadas.

En fin, con tanto derroche de amor, dinero, belleza y fama, lo único que se nos ocurre es terminar este reportaje con aquello de "y fueron felices y comieron perdices..."

Un bebé millonario.

Claudia: Tiene unos ingresos anuales de 800 millones de pesetas (casi 5 millones de euros). En ellos va incluido el contrato de 3 años que firmó con Revlon, por el cual ha cobrado 1.400 millones (8 millones de euros). La modelo tiene un caché de 2 millones por pasarela y 1 millón y medio por sesión fotográfica.

David: cobra 140 millones por espectáculo (casi 1 millón de euros). Además, tiene un programa semanal en la cadena CBS. Su fortuna estimada es de 7.000 millones de pesetas (42 millones de euros).

viernes, 15 de noviembre de 2019

Copperfield y Schiffer hace más de veinte años

Claudia Schiffer y David Copperfield visitaron en Mallorca las obras de su casa

PRONTO-1998.

A pesar de las acusaciones de que su relación no era más que un montaje, la top-model Claudia Schiffer y el mago David Copperfield parecen querer demostrar que su romance es real y va en serio. La pareja viajó hasta Palma de Mallorca para descansar unos días, y de paso, visitar las obras del chalet que Claudia se está construyendo en la isla. La modelo y el mago en compañía del arquitecto el estado de las obras. David la ayudó y aconsejó en algunos aspectos, aunque Claudia tuvo la última palabra en todo ya que, al fin y al cabo, la modelo quiere que esta vivienda se convierta en su refugio y el de su familia.

Una pareja muy conjuntada

Después de visitar las obras, la pareja se dirigió a un conocido restaurante del Club Náutico de Andraitx, donde almorzaron. Claudia y David intentaron pasar inadvertidos y, por eso, optaron por entrar y salir separados del restaurante.
La compenetración de la pareja es tal, que en esta ocasión, ambos vistieran con prendas deportivas de color negro, un atuendo que resaltaba la belleza de Claudia y su delgadez, así como el envidiable bronceado del mago. La pareja parece dispuesta a tirar adelante con su relación, a pesar de todos los rumores y comentarios.

sábado, 15 de junio de 2019

Espectacular ilusión en el Museo Nacional de la Historia Americana

David Copperfield recupera la perdida decimoquinta estrella de la bandera de Estados Unidos del Fuerte McHenry de Baltimore (1812).

Celebrado el 11 de junio en el Día de la Bandera del Museo Nacional de la Historia Americana.



viernes, 14 de junio de 2019

Copperfield descarta emitir magia en televisión

USA. 11-JUN-2019.

Hace poco el mago norteamericano habló sobre emitir su magia en televisión y sobre los trucos enviados en una sonda espacial a la Luna que acabó estrellada contra el satélite natural.

Sobre sus recientes trucos de magia: "Me encanta combinar métodos y combinar ilusiones para llevar el arte más lejos. Así que cuando invento algo nuevo, en parte es novedoso y en parte es algo del pasado. Lo más importante para que sea bello es una buena historia."

Copperfield aclara cómo llevó sus secretos a la Luna: "Lo que hice para proteger mis secretos es ponerlos dentro de una forma de níquel ya que este elemento no se destruye y puede conservarse durante mil millones de años." Pero como es sabido, el alunizaje salió mal ya que la sonda se estrelló sobre la superficie lunar; "No era lo esperado. Fue un alunizaje forzoso, pero los secretos están protegidos en una especie de caja negra de avión, así que se supone que resistió al impacto. En alguna parte de la superficie lunar están mis secretos, mis invenciones y la tecnología con que lo hago. Y esto es muy emocionante".

No veremos al mago Copperfield en algún canal como Netflix ya que él cree que sus ilusiones se ven mejor en directo dentro de su espacio MGM Grand de Las Vegas. "Me encanta crear cosas nuevas. Mi programa es totalmente nuevo. Hago magia con naves espaciales, con dinosaurios, con viajes en el tiempo y con extraterrestres. Se supone que la magia se realiza en vivo, ¿cierto? Entonces se debe verla en un teatro en vivo. Eventualmente, poco a poco, pondremos cosas en televisión, pero en este momento mi objetivo es inventar nuevas tecnologías que pueda hacer en vivo sobre el escenario y que el público lo pueda presenciar cada noche en Las Vegas. 15 espectáculos a la semana y sin días libres. Bastante sorprendente, ¿no?".

miércoles, 1 de mayo de 2019

David Copperfield: Cuando logré volar me sentí el hombre más feliz del mundo.

El Dominical - 1 de noviembre de 1998.

El mago más popular de estos tiempos trae a Madrid y Barcelona un show “espectacular y personal”. Celoso de su trabajo y de su vida privada, Copperfield encaja con  estoicismo las esclavitudes de la fama, y se preocupa por mantener el misterio sobre su noviazgo con Claudia Shiffer y sobre la personalidad de ese niño que un día empezó a aprender trucos de su abuelo.


Para alguien que vive del truco, mantener sobre la cara el mismo rictus de autosuficiencia durante horas sin bajar la guardia no debe ser una tarea complicada. Pero queda la duda: quizá la mirada intrigante que David Copperfield porta en persona forme parte de una estrategia, o tal vez el hombre carece de más expresiones en su repertorio. Llega con los labios apretados en media sonrisa forzada, el tupé bien cardado a lo Lorenzo Lamas, el cuello tieso de una pieza y los ojos muy concentrados en la mirada, como si fuese hipnotizando a todo lo que encuentra a su paso.

La sesión fotográfica aún no ha comenzado y nadie en éste momento está actuando, pero la expresión de su cara es exactamente la misma que lució hace un rato mientras volaba, literalmente, sobre el escenario de Ford TheatrefortheArts de Toronto (Canadá) después de hacer desaparecer a una señora, partirse a sí mismo por la mitad sobre una mesa plegable y desgranar un surtido variado de números mágicos ante una audiencia entregada.

La misma mirada afectada –no hay otra- que saca en los enormes cartelones que empapelan estos días Madrid y Barcelona para anunciar que David Copperfield, el mago de los magos, nos ha elegido para mostrar sus prodigios. Sucederá del 4 al 8 en el Pabellón de Deportes de la Comunidad de Madrid, y del 11 al 15 en el PalauSant Jordi.


Esa pose tampoco va a variar en los 20 minutos que ofrece de entrevista antes de iniciar la segunda función de la jornada. No hay concesiones a la intimidad de la distancia corta, ni muestras de debilidad humana en el detalle. Va a ser como charlar un rato cómo con una compresa con alas: no se nota, no se moja, no traspasa… e incluso vuela. ¿Será que el misterio es connatural a su persona, o todo esto pertenece al andamiaje de su personaje? A ver si es que ser insípido forma parte de su mejor número de magia.

Si era así, su secretaria de imagen se encargó de destrozar el hechizo del momento. Llega dando órdenes a los fotógrafos sobre dónde han de colocarse los flashes y hasta qué distancia podrá acercarse con la cámara al mago "para no perjudicar la imagen pública del señor Copperfield” Luego señala la puerta por dónde va a aparecer, aclara el camino que cruzará en la pequeña sala y revisa el sillón donde estará sentado mientras dure el encuentro.

A esa hora todos ya estamos advertidos “Al señor Copperfield le irrita muchísimo que le pregunten acerca de su vida privada, será mejor que se limiten a hablar de magia. Y si tiene mucho interés en preguntarle por su novia, hágalo al final, por el bien de la entrevista” sugiere otra asistente antes de que se acerque el momento. El dará su versión más tarde con sus propias palabras de mago.


-A veces miro a mí alrededor y me enfurezco al descubrir que lo único que publica la prensa sobre nosotros los artistas hace referencia a la persona con la que tenemos un romance, de quién nos hemos separado, cuál es el último rumor íntimo que se cuenta, pero acerca de nuestro trabajo, nada.

Usted es mago, debería conocer los resortes de la curiosidad humana.
-Es el mismo morbo que sienten cuando ven un accidente de tráfico en la carretera y se paran a mirar el cadáver. Saben que no está bien detenerse, pero la curiosidad les impide pasar de largo.
-Probablemente si usted estuviese de éste lado sentiría la misma curiosidad.
-Quizá. Pero resulta que estoy del otro lado y necesito protegerme. Mire, yo soy mago, vivo de la ilusión de la gente y el secreto de mí negocio es sorprenderles, darles algo que no esperan o no comprenden. Si explico mis trucos desaparece el secreto, y si yo me muestro transparente, también pierdo mí encanto.


Al parecer tantas capas de misterio eran necesarias para convertir a “un chico tímido que tenía problemas para hacer amigos” (eso dice de él en Internet su propia página web) en el mago más famoso del planeta. A él, al menos, éste método le ha venido dando resultado desde la época en la que se hacía llamar Davino, y con sólo 11 años, les cobraba a sus compañeros de colegio cinco dólares por mostrar en las fiestas de cumpleaños los trucos que le había enseñado su abuelo.
Desde aquel David Kotkin-nacido hace 42 años en la localidad de Metuchen, en Nueva Jersey (EEUU),  hijo de unos emigrantes rusos- hasta el David Copperfield de hoy – rey de un imperio valorado por la revista Forbes en 7.000 millones de pesetas, lo que le convierte en uno de los artistas más adinerados del mundo-, el ilusionista ha demostrado tener tanto talento para la magia como para lo negocio, y la misma habilidad para el truco que para el montaje. Su carrera es la continúa ascensión por la curva del más difícil todavía, animado por una innata vocación de batalla contra las limitaciones físicas. Y todo con un solo lema por declaración de principios.
-Dónde otros dicen imposible, yo digo puede lograrse.
Y si puede lograrse, hay que hacerlo a lo grande. Copperfield decidió muy pronto que su magia no podía quedar limitada por las dimensiones de una mesa camilla, un tapete verde y la luz de una bombilla. No. Lo suyo había de ser espectacular, escandaloso, histórico, a escala mundial.
Haría desaparecer la estatua de La Libertad en un plisplas, protagonizaría una fuga a lo conde de Montecristo de la prisión de Alcatraz, pondría a levitar los vagones del Orient Express, igual que un Ibertren, atravesaría la muralla china como si fuera merengue de un paste… Lo consiguió. Aunque para ello recurriese a los efectos especiales y los juegos de luz e imágenes hasta un límite que los más puristas consideran lejano de la esencia de la magia. Pero mientras los ataques le siguen lloviendo por ésta circunstancia, sus más devotos admiradores se castigan los puños frotándose los ojos de asombro y sus padres, aquellos emigrantes rusos, no dan a basta para dirigir su club mundial de fans desde San Diego.

Su gran mérito, el argumento con el que David Copperfield se pasea por el globo, es ése: haber sacado la magia de las dimensiones de la chistera conejera hasta convertirla en un espectáculo de masas. En el camino, el morbo que concentra su nombre también ha ido creciendo en proporción geométrica hasta hacer de él un personaje de cinco estrellas, más asiduo a las revistas del corazón y las cenas benéficas que a los tratados de juegos de naipes.
-¿Estoy hablando con un mago o con un showman?
-Le respondo con otra pregunta. ¿Diría que Frank Sinatra era un cantante o un showman? En espectáculos como el mío, necesariamente tiene que haber de todo. Hay magia, que es la base, pero también hay algo más. Se trata de asombrar a la gente.
-Yo me refería a la disposición de su ánimo cuando se pone a trabajar. ¿Se siente tan mago como en los inicios de su carrera o lo suyo es ya otra cosa?
-Mí único intención es disfrutar con lo que creo sobre el escenario y compartir esa emoción que siento mientras les hago pasar un rato entretenido.
-Hábleme del espectáculo que va a llevar a España. ¿Prima la gran producción sobre la magia? ¿Piensa hacer desaparecer la estatua de Colón?
-Voy a intentar hacer un show que sea a la vez espectacular y personal. Habrá grandes números, incluso peligrosos, pero también quiero que todo sea muy romántico, con pasión, mucho baile y mucha magia íntima. Sólo pretendo que el público me acompañe por ese viaje.
-¿Cuándo está de gira sigue investigando nuevos grandes números?
-Eso nunca se detiene. Cuando viajo viene conmigo un equipo de 50 personas y un estudio. El Laboratorio Mágico. Son ordenadores y aparatos de gran tecnología con los que vamos ideando y ensayando los números que mostraré en futuras giras.
-¿Por dónde van esas investigaciones? ¿Le quedan todavía retos que superar?
-Hay muchas cosas en mí imaginación que me gustaría hacer realidad y ahora estoy trabajando en la manera de lograrlo. Pero no puedo decirle nada, esto es alto secreto. Me juego mucho dinero y estoy harto de que me copien las ideas. Por eso he decidido mantener el secreto y el misterio al máximo, cómo hace Spielberg con sus películas, que obliga a los actores a quemar el guión antes de irse a casa para que nadie pueda desvelarlo.


-Mirando hacia atrás, ¿cuál ha sido el número de magia que más satisfacción personal le ha producido?
-El de volar. Ésta es la eterna aspiración humana. Desde que era un crío yo también he soñado con volar, y cuando lo conseguí, me sentí el hombre más feliz del mundo.
-¿Su felicidad personal y su satisfacción como mago dónde se localizan?
-El mejor momento e cuando creo algo nuevo. Puedo estar meses con un truco, intentándolo cada día, pero el momento en el que lo consigo es el más grande. Es lógico, yo soy un creador, lo mío es creativo y trabajar con un truco nuevo es como empezar a escribir una página en blanco.
-¿La magia es técnica o es emoción?
-Eso va al 50 %. Una parte es técnica, pero también están las palabras, la historia que cuento, cómo la cuento, cómo me presento, el poder de mí mirada y otras cosas.
-Sin embargo, hay quienes le critican acusándolo de abusar de la tecnología y llevar a la magia lejos de su esencia.
-En la vida siempre hay gente dispuesta a machacarte, pero eso es parte del juego.
-¿Cómo definiría el espíritu de lo que crea?
-Definiéndome a mí mismo: yo me considero un hombre que trabaja por lo suyo, y antes que nada, soy un romántico.
-La fama que ha logrado su nombre por distintas circunstancias, supera a veces la de su propio espectáculo ¿Cómo encaja usted que mucha gente vaya a verle por morbo, más que por sus números?
-Eso me da igual. Mientras sigan llenando los teatros donde trabajo, estaré contento.
A esa pátina de hombre-gala y personaje de revista que hoy acumula Copperfield ha ayudado mucho el noviazgo que desde 1993 viene protagonizando con la top model Claudia Shiffer. Al parecer, la maniquí cayó rendida a sus brazos después de verle actuar en Berlín, lo que convirtió a la pareja en un nuevo paradigma de la perfección llevado a los asuntos del corazón: la más bella con el más mago, los Barbie y Ken del candelero mundial. Demasiado pulcro, redondo, y sin aristas para ser cierto. Tanto que en estos años las dudas sobre la relación no han cesado y aún hoy tienen que justificar públicamente que lo que hay entre ellos es amor y no un puro montaje publicitario. De nuevo la duda del montaje. Es lo que tiene pasarse toda la vida viviendo del truco.


-El morbo de su relación amorosa puede acabar convirtiéndole en “el novio mago de Claudia Shiffer”, y no al revés.
-Le digo lo de antes. No me importa, mientras la gente siga viniendo a mí espectáculo.
-Por cierto, ella se está construyendo una casa en España. ¿Piensa visitar nuestro país a menudo?
-Probablemente sí.
-¿Se imagina una boda en Mallorca?
-Sería una buena idea. ¿Por qué no?

En las fotografías:
1.- Trucos bañados en oro. Copperfield se ha hecho millonario con sus espectaculares montajes.
2.- 'Top secret'. "Estoy harto de que me copien las ideas, por eso quiero mantener el secreto al máximo".
3.- Atado al misterio. Muchos consideran su romance con Claudia Schiffer un montaje más.

miércoles, 24 de abril de 2019

Los secretos de Copperfield están en la Luna

Agencias - 11 de abril 2019.

Lo que parecía el proyecto de su vida de hacer desaparecer la Luna ante un montón de gente, ahora resulta que sus secretos más espectaculares están 
«esparcidos» por nuestro satélite natural.

Hace poco el mago Copperfield envió en un dispositivo del tamaño de un DVD la información de sus innovaciones tecnológicas secretas a bordo de una sonda espacial -la Beresheet- que fue enviada a la Luna por Israel. Pero cuando trataba de aterrizar en la superficie lunar, la sonda se estrelló inesperadamente contra el satélite natural: «Hemos fracasado pero lo hemos intentado», resumía el empresario israelí Morris Kahn, que ha invertido más de 35 millones de euros en la gesta.


Los secretos del mago David Copperfield también se estrellaron en la Luna aunque se cree que el dispositivo que guardaba la información sobre sus trucos mejor guardados aún sigue intacto. Copperfield y la Fundación Arch Mission colaboraron en un proyecto sobre la Biblioteca Lunar que reunía información sobre la cultura humana con más de 30 millones de páginas incluyendo la versión en inglés de Wikipedia. «Uno de mis héroes es George Melies, uno de los padres del cine moderno y también un gran mago», contaba el famoso mago norteamericano a la prensa. «Su película más famosa fue "Un viaje a la Luna", que en 1902 visualizó a las personas que aterrizan en la Luna. Inspiró a una generación de científicos para que lo consiguieran, y 70 años más tarde aterrizamos en la Luna. Ahora, 50 años después, estamos aterrizando magia en la Luna. Lo estamos culminando y me parece poético.» Comentaba Copperfield cuando confiaba en el éxito de la misión la sonda lunar del que ahora sólo quedan restos que quizá, quien sabe, en el futuro alguien se encontrará con los secretos del mago más famoso de la Tierra.

lunes, 15 de abril de 2019

Se rumorea que Claudia Schiffer podría estar embarazada

Fuente. HOLA (1995).



En Nueva York han empezado a circular curiosos rumores que apuntan a que Claudia Schiffer podría estar esperando un hijo de David Copperfield. La pareja asistió a un acto organizado por Magic Castle, institución dedicada a la promoción de jóvenes valores y que ayudó a David cuando sólo tenía dieciséis años. Ahora el famoso mago ha sido nombrado socio de honor de esta institución y acudió al acto con Claudia, quien vestía un sobrio vestido con dibujo de pata de gallo amplio en la cintura. El contorno de la guapa modelo parecía más ancho de lo habitual, lo que ha hecho dispararse los rumores ya mencionados que indican, al menos, la gran imaginación del público.

En la fotografía: 1.- Claudia no cesó de taparse el vientre con la rebeca, lo que dio lugares a rumores sobre su posible embarazo.

jueves, 11 de abril de 2019

Claudia Schiffer y David Copperfield en Tailandia

Fuente: HOLA (1994).

El mago volvió a aparecer. Enamorados como siempre y dando fin a los rumores de ruptura.

La suya es una auténtica historia de amor. La conocida modelo internacional Claudia Schiffer y el mago David Copperfield sorprendieron al mundo cuando confirmaron que su idilio no era pasajero. El dios Cupido cruzó sus corazones con la misma flecha. Y juntos pasearon su amor por ciudades, pueblos y lugares de todo el mundo. De la mano, con miradas tiernas, la relación se fortalecía día a día.



UN ANILLO DE DIAMANTES

Un amor que se concretó poco después en la propuesta de matrimonio que David Copperfield le hizo a la bella «top-model» con la entrega de un valioso anillo de diamantes como compromiso formal. Tras la vorágine del verano, cada uno tuvo que cumplir sus respectivas obligaciones profesionales. Por ello, el trabajo les separó, pero sólo físicamente, ya que la relación entre la pareja está consolidada.
Sin embargo, los rumores de ruptura hicieron correr ríos de tinta durante días y ahora, después de varias semanas de especulaciones sobre la supuesta ruptura de la relación sentimental entre la «top-model» internacional Claudia Schiffer y el mago David Copperfield, la pareja disfruta de unos paradisíacos y románticos días de vacaciones en Tailandia, sin que les afecten tales rumores. Sin duda, estos dos fenómenos de los 90 viven un idilio muy especial.

EL PARAÍSO SE LLAMA PHUKET

En un lugar escogido para la intimidad y el descanso, Claudia Schiffer y David Copperfield pudieron estar juntos en el anonimato, disfrutando cada uno de la compañía del otro. En un lugar que también fue ya elegido por Sarah Ferguson en busca de tranquilidad: Phuket, Tailandia.
Claudia Schiffer y David Copperfield vivieron la magia del amor durante sus recientes vacaciones en una villa privada en el paradisíaco Phuket que, con una temperatura de 37ºC, se encuentra situada en la costar Sur de Tailandia.
Durante estos ocho días, David, de treinta y ocho años, ha comentado que «Claudia es simplemente increíble. Puedo hablar con ella de todo: mi trabajo, mis pasiones, mis sueños y nuestro futuro», Claudia continúa diciendo que «David es el hombre más interesante y romático que jamás haya conocido. Deseo tener hijos con él algún día. Ahora mismo, mi vida está dedicada a David, mi familia y mi carrera».




EL FUTURO JUNTOS

Pero, por el momento, está en el futuro. Ahora mismo es tiempo de descanso para los dos, que se levantan temprano, se dan un chapuzón en la piscina, desayunan al lado del océano y realizan un crucero a las cercanías islas de Phi Phi a las ocho y media de la mañana. Luego llega la mágica hora del día, cuando la pareja marcha a bucear y comen pescado fresco, literalmente cogido con sus manos.
David y Claudia, de veinticuatro años, quieren que el mundo sepa que «cada día hay algo nuevo en nuestras vidas. Una cosa es segura, divisamos nuestro futuro... juntos».

En las fotografías: 1-. El reencuentro ha sido en Phuket, al Sur de Tailandia, donde también en su día se refugió Sarah Ferguson. Días de sol, de confidencias, de amor. Las fotos lo dicen todo. La «top-model» y el mago están más enamorados que nunca. 2-. Paseos junto al mar, bajo los cocoteros, sobre la arena blanca de la playa, la piscina cubierta y sobre todo las confidencias: «Nosotros vemos nuestro destino juntos».

martes, 2 de abril de 2019

Cuando Claudia Schiffer se enamoró del mago

Fuente: "Hola". 1993.

Alberto de Mónaco, «compuesto y sin novia», ya que se dice que Claudia Schiffer se ha comprometido con el mago David Copperfield.

Aunque Alberto de Mónaco siempre ha frecuentado la compañía de mujeres hermosas, al parecer ninguna había conquistado su corazón hasta la llegada de la bella modelo alemana Claudia Schiffer, de quien se llegó a decir que ocuparía el lugar de Gracie Kelly en el trono monegasco.

Pero todo parece indicar que la ansiada boda jamás se celebrará, y Alberto vive ahora sus horas más amargas, ya que se dice que Claudia se ha comprometido oficialmente con el mago David Copperfield, su acompañante habitual en los últimos tiempos y quien, según amigos cercanos a la popular top-model, la tiene completamente «hechizada».

Claudia ha conocido ya a los padres de David, algo que no había sucedido con ninguno de sus amigos, y se la ve más feliz y radiante que nunca -afirman-; parece que por fin Claudia ha encontrado a su verdadero «príncipe azul».

La petición de mano podría haber tenido lugar en Las Vegas, ciudad en la que actualmente el ilusionista norteamericano presenta su nuevo espectáculo, y aunque la pareja todavía no ha hecho ninguna declaración, el anuncio oficial de su compromiso podría hacerse público en las próximas semanas.

Alberto se ha quedado «compuesto y sin novia», para desgracia suya y del pueblo monegasco, que ve cómo a sus treinta y cinco años el heredero del trono pierde las esperanzas de conquistar a la que parecía la mujer de su vida.

Texto en las fotografías: 1: Durante un acto en Mónaco vemos a Alberto y Claudia Schiffer con Ursula Andress y Britt Ekland. La esperanza de ver a Claudia convertida en princesa parece haberse desvanecido totalmente. 2: Claudia con el famoso mago David Copperfield. Amigos de la pareja aseguran que se han comprometido, e incluso se habla de posible boda.

martes, 15 de septiembre de 2015

David Copperfield compra a Jorge Blass un truco de magia


Se trata de elegir al azar a un amigo de Facebook o Twitter y que éste se teletransporte hasta el teatro donde se esté realizando el espectáculo.
El ilusionista español Jorge Blass ha enseñado y vendido los derechos de un truco de magia inspirado en las redes sociales a David Copperfield, que lo incorporará en su espectáculo.
Jorge Blass, considerado el ilusionista español más reconocido internacionalmente, acaba de llegar de Las Vegas (Estados Unidos) tras compartir con Copperfield el truco de magia que ha tardado tres años en crear y desarrollar.

Se trata de elegir al azar a un amigo de Facebook o Twitter y que éste se teletransporte hasta el teatro donde se esté realizando el show. La originalidad e innovación de este juego de ilusionismo ha impresionado tanto al mago americano que hace unas semanas contactó con el español para que le enseñase el truco. Además, ha comprado los derechos de éste para poderlo mostrar en su espectáculo.

«Hace unas semanas recibí una llamada en mi móvil y al responder escuché: Hi, David Copperfield here! Unos días más tarde se cumpliría uno de mis sueños, tener la oportunidad de trabajar durante varios días con el mago que más he admirado desde hace años», ha dicho Blass.

Por su parte, el considerado mejor ilusionista del mundo, David Copperfield, ha mostrado su admiración por Blass en un vídeo publicado en Youtube, donde ha afirmado que «eleva el arte de la magia a otro nivel, es un mago muy innovador y ha creado una magia asombrosa que será parte de mi nuevo show».

La tecnología cambia la forma de comunicar

Blass ya ha incorporado tabletas y smartphones en el espectáculo «Palabra de Mago» --estrenado el pasado 3 de septiembre en el Teatro Compac Gran Vía de Madrid y que estará disponible hasta el próximo día 27 del mismo mes--, donde las apariciones y desapariciones se hacen a través de un Ipad.

Para el ilusionista español la tecnología «ha cambiado nuestra percepción, nuestra forma de comunicarnos, todo» y por ello, ha asegurado, hay que «incorporarla en los shows». «Los magos transformamos la realidad en algo mucho más fantasioso, ilusionante, y la realidad hoy día son este tipo de dispositivos», ha explicado.

Jorge Blass acaba de incorporarse a la superproducción americana de magia, «The Ilussionists», formado por siete magos internacionales reconocidos en todo el mundo, siendo él el único español del elenco.

(Prensa española - ABC).

domingo, 5 de abril de 2015

David Copperfield y su piscina inundan todo un edificio

El ilusionista David Copperfield tiene problemas acuáticos. Y es que la piscina que tiene en su ático de Nueva York se vació al completo, provocando... ¡qué se inundara todo el edificio! 

¿Cómo? Te estarás preguntando. Pues muy sencillo, la bomba de agua de la piscina falló, lo que provocaba que el edificio casi compartiera hábitat con delfines y peces del mar. 'Bajo el mar' podrían haber cantado todos los vecinos a coro después de conocer que su edificio se había convertido en una particular pecera. 

Sin embargo, seguro que a todos los inquilinos no les hizo ni pizca de gracia que sus preciadas casas tuvieran unas goteras más grandes que el lago Míchigan.   

Ni la magia ni las ilusiones pudieron hacer frente a la inundación que había provocado el mismo Copperfield. Según informa el NY Post, el incidente podría haber sido menor, pero el H2O arrasó con todo lo que pudo y de empapar 4 pisos pasó a arrasar con todo el bloque del East Side de Nueva York hasta el sótano.

Y a todo esto, el ilusionista y prestidigitador no estaba en su domicilio pues se encontraba con uno de sus shows en Las Vegas. El abogado del propio David aseguraba al mismo medio que la piscina no se volverá a llenar hasta que haya solventado los problemas de fugas. "Es Nueva York. Nada me sorprende", sentenciaba el abogado.

(c) 2015 Europa Press.